Make your own free website on Tripod.com

35.jpg

César Augusto Zapata
Home
G. C. Manuel
Médar Serrata
Dionisio De Jesús
José Mármol
Víctor Bidó
César Augusto Zapata
Martha Rivera
Aurora Arias
Rafael Hilario Medina
Claribel Díaz
Carmen Sánchez
José Sirís
Alejandro Santana
Pastor de Moya
Sally Rodríguez
Fernando Valerio Holguín
Angela Hernández
Leopoldo Minaya
Yrene Santos
Eloy Alberto Tejera
Frank Martínez
Adrián Javier
Plinio Chahín
Miguel Antonio Jiménez
León Félix Batista
José Ignacio de la Cruz
Amable Antonio Mejía
Fernando Cabrera
Marianela Medrano
César Sánchez Beras
Tomás Castro
Miriam Ventura
Jorge Piña
Ylonka Nacidit Perdomo
José Alejandro Peña
Comprar libro
Contact Me

César Augusto Zapata

(Santo Domingo, República Dominicana, 1958).

Libros Publicados:

Acrobacias del Ser (1991), Jardín de Augurios (1995), Un Nuevo Día Ayer (1996 , Prosa), Poesía Junta 1989-1999 (1999).-  

Poema Poesía Propathos

 

Con su antiguo vestido que al rasgarlo se rehace

huye del ritual al sueño

la palabra que expulsada no quiere decir

sino ser

Desterrada del mito se hace enigma

Es otro mito su transparencia recobrada

El poema revela lo que en su revelación oculta

Con mil ojos la poesía mira desde su intención dañada

No quiere decir sino ser y por eso se desgarra

El sentido está en las laceraciones

donde la palabra quiere ser

El poema limpia sus heridas

cuida sus vacíos

la aleja de perderse en lo nombrado

lívido temblor ante el espejo

La boca del hombre jamás

descubrió el origen de lo dicho

 

 

Ausencia de Milton

 

La rosa única es ahora el jardín

donde acaban todos los amores.

T. S. Eliot.

 

El jardín es rosa única

Luz sólida

belleza atrapada en el lugar de la agonía

inextinguible celada de otra vida

augurando un agua imposible para los mortales

el otro río que perseguido va en las venas

Nada más hay en un mundo desolado

la rosa aprisionada por lo bello

la rosa con su olvido

lo que persiste después de los amores muertos

abandona bajo el vértigo su perfume

Alguien se abraza a su memoria de agua

son pedazos de corazón estos pétalos

adentro de la rosa alguien se muere

 

 

Breve Poema Circular

Para leerse en la tumba

de Borges

 

Quizá cuando Dios miraba

a su Rabino allá en Praga

otro Dios o cosa a Dios miraba

y ni el Golem ni el Rabino ni Dios

sabían nada

de este eterno repetirse en la mirada.

 

 

Icaro caído

 

El sol ha vuelto a ser un joven ojo sobre mi sombra

Otras puertas perdidas y cerradas no sonríen

Y un rumor de bestia confunde los oráculos

Alcé vuelo una mañana y es la tarde

Sobre esta piedra dura que repite voces

Cansado de alas he caído de la luz

De un laberinto a otro menos solo

Adentro hago chillar la bestia que me habita

Pequeños abandonos me circundan

Ya no veré a mi amada con su traje de oro

Ninguna libertad tiene sentido sino es dicha

A esta hora cae un pétalo al estanque

Y grazna un pájaro silvestre

Mientras espero por el abrazo

Que al fin me ponga afuera

Con las recuperadas maneras de morirme.

 

 

Para entender vacíos

 

Estar en la realidad es un misterio

Pararse en la ventana y ver el día

Volver sobre los pasos de aquél otro

En donde han muerto verdades mías

Azar que se construye en el delirio

De sabernos despiertos todavía

Por qué lo perdido se hace piel

Cuerpo de goce en el martirio.

 

 

Reunión del cuerpo fragmentado

 

Pensar es ya decir .

 

Quien la carne habló primero en una hora

Supo hendir el abismo, Eco inaugurar.

Estuvo solo más que antes,

Frente a la cicatriz multiplicada.

 

Solo el primer hombre que nombró la soledad:

¡Levedad, profunda levedad!

 

Hundida la espada a fondo, mana el agua.

 

Después que habló el mortal

Todo lo que digo ya es escombros,

Deshechos sonando, engendros, aire.

 

Qué dios ebrio puso en el barro palabras como uñas

Para destruir lo que en su lugar era una cifra.

Soplar sobre el polvo que llamo ayer y se disipa.

 

Volver a empezar es una hermosa quimera.

 

 

Lo dicho como apropiación del destino.

 

Nadie más que el verbo en el acto de ser está siendo

Los demás seguimos perdidos entre las cosas, en la mudez,

En la duplicación fingida por la palabra.

 

Todo misterio es decir.

 

Más allá del sentir

Otras existencias ocupan sus dominios en el cuerpo.

Un infierno se abre en cada letra.

 

Arden mis labios, mujer, quieren decirte por entero

¡Tan completa! ¡Tan completa!

Aire y letra jamás serán tu cuerpo.

 

 

Érase el silencio.

 

Olía a voz la luz vagando por el aire.

Palabra sin hombre que hace imposible

La visión de los pequeños mundos.

 

No descubrirse sirve para entender los misterios.

 

¡Oh lenguaje, oscuridad significante!

Abundancia que aún no significa.

 

Alguien aprende a ocultarse bajo la luz,

Pero es tan distante el mar,

Tan lejana la imaginación....

124 Meadow Drive * Scott Depot * WV 25560 .-Estados Unidos.-

***