Make your own free website on Tripod.com

35.jpg

Angela Hernández
Home
G. C. Manuel
Médar Serrata
Dionisio De Jesús
José Mármol
Víctor Bidó
César Augusto Zapata
Martha Rivera
Aurora Arias
Rafael Hilario Medina
Claribel Díaz
Carmen Sánchez
José Sirís
Alejandro Santana
Pastor de Moya
Sally Rodríguez
Fernando Valerio Holguín
Angela Hernández
Leopoldo Minaya
Yrene Santos
Eloy Alberto Tejera
Frank Martínez
Adrián Javier
Plinio Chahín
Miguel Antonio Jiménez
León Félix Batista
José Ignacio de la Cruz
Amable Antonio Mejía
Fernando Cabrera
Marianela Medrano
César Sánchez Beras
Tomás Castro
Miriam Ventura
Jorge Piña
Ylonka Nacidit Perdomo
José Alejandro Peña
Comprar libro
Contact Me

Angela Hernández

(Jarabacoa, Rep. Dominicana, 16 de Julio de 1954)

Libros Publicados :

POESIA. Desafío, Santo Domingo Editora Papeles de Aquelarre, 1985. Tizne y cristal, Santo Domingo Editorial Alas, 1987. Arca espejada, Santo Domingo Editorial Alas, 1994. Telar de rebeldía, Santo Domin-go Editorial Gente, 1998.

CUENTO. Las mariposas no le temen a los cactus, Santo Domingo Universidad Autónoma de Santo Domingo, 1985. Los fantasmas prefieren la luz del día, Santo Domingo Editorial Gente, 1986. Alótropos. Santo Domingo Editorial Alas, 1989. Masticar una rosa, Santo Domingo Editora Impretur, 1993. Piedra de sacrificio, Santo Domingo Secretaría de Estado de Educación, 1999.   

Tifus

 

La taza de café se quiebra entre mis manos.

Mi mente incendia.

De las noches se desprenden semillas y manos delincuentes.

A veces veo una camisa blanca,

jóvenes pordioseros la apuñalan.

Entre las cosas fijas,

él va liviano.

Va lejos.

El cofre, la parafina, tos.

Ese algo de viejo entre la cama.

El sale de madrugada a recoger imágenes,

de las que vienen por las aguas sucias.

Lleno de claridad, perdura.

 

 

Reunión Conmigo

 

Ha florecido el patio.

Corté la zona de mis debilidades.

Duermo con el dolor. Le soy extraña.

Es largo y desconocido el camino

de volver hacia mí.

El fuego que vieron arder mis ojos.

El agua sobre el cuerpo.

El aire sin nombre ni dirección.

La arena llena de cosas milenarias.

Mis pies han olvidado.

Y mi corazón danza bajo el látigo del amor.

Los poetas enferman como las manzanas.

Se ha borrado el lenguaje de lo eterno.

La verde primavera ríe oscura.

Que el silencio me purifique.

Que la soledad me alumbre.

Ahora soy Galatea. Anónima espora.

Tengo que morir a la servidumbre.

Olvido ser mujer. Olvido ser alguien.

Olvido la juventud y la vejez.

El mundo está espléndido.

Como pueden no verlo mis entrañas?

 

{Del libro Arca Espejada}

 

El orden de lo finito

 

Estoy soñando contigo, dice una voz en la noche.

Camino sobre un espejo lívido. Tal vez la mar.

Monstruo indefenso. Pueblo tierno de césped.

Ronronea.

En cercanía, luciérnagas, brevísimas piedras,

hunden la oscuridad.

Del otro lado surgen filamentos de hierba.

En el cielo un relámpago, sonrisa de enigmática

presencia.

Estoy soñando contigo

Fíjate en las flores de las cañas.

Sedosas.

Fluctuantes.

Flotantes.

Velos en mi sangre soplados por tu boca.

Dice una voz en la noche

Hay un grano de polvo,

un rosal que levita en nuestro patio.

 

 

Ariako en la furia

 

Le amo altísima tristísima

desaforada.

Con el dulzor espantado

de lo que quiero y no puedo

destruir.

Con la extrañeza de lo que no pudre.

Lo presiento como al campo magnético, como al

instinto de la isla de los pájaros grises.

Viene de un accidente

de un relámpago

que en sueños insinúa

sus filos.

Le amo con golpes de cinceles, con inmoladuras,

en pórtcos aguados, en las trastiendas de los barrios.

Con tesón y fatigados tendones. En las montañas, los

cacaotales y la espiral Ravel.

Con camisas de fuerza y sacros templos dedicados al

fuego súbito.

No le entiendo. Le amo.

No lo deseo. Le amo.

No le incrimino. Le amo.

No lo recuerdo. Lo padezco.

No lo quiero ni cerca, ni lejos, ni dentro, ni fuera.

Volcador, tatuado en ramas secas. Eventual como el

océano desordenado

por levíticas nubes.

¿Qué es que no puedo pensarlo

ni imaginarlo, ni retenerlo?

Sin físico, con ira, con mortalidad,

con azar y presión en mis arterias.

 

{Del libro Telar de Rebeldía)

124 Meadow Drive * Scott Depot * WV 25560 .-Estados Unidos.-

***