Make your own free website on Tripod.com

35.jpg

Jorge Piña
Home
G. C. Manuel
Médar Serrata
Dionisio De Jesús
José Mármol
Víctor Bidó
César Augusto Zapata
Martha Rivera
Aurora Arias
Rafael Hilario Medina
Claribel Díaz
Carmen Sánchez
José Sirís
Alejandro Santana
Pastor de Moya
Sally Rodríguez
Fernando Valerio Holguín
Angela Hernández
Leopoldo Minaya
Yrene Santos
Eloy Alberto Tejera
Frank Martínez
Adrián Javier
Plinio Chahín
Miguel Antonio Jiménez
León Félix Batista
José Ignacio de la Cruz
Amable Antonio Mejía
Fernando Cabrera
Marianela Medrano
César Sánchez Beras
Tomás Castro
Miriam Ventura
Jorge Piña
Ylonka Nacidit Perdomo
José Alejandro Peña
Comprar libro
Contact Me

Jorge Piña

Es poeta (metapoeta) y psicoanalista. Nació en San Juan de la Maguana, República Dominicana. Reside en Inwood-Washington Heights, New York desde 1993 con su esposa, la pintora y poeta (Metapoeta), Karina Rieke. Padre de seis niños: Jorge Sherley, Ivette Jorgelina, Jorge Nicoly, Lefary Emil, Rachel Teresa y Kamila Jorge Piña. Se ha dedicado por más de 20 años a la práctica y enseñanza del psicoanálisis en Santo Domingo y New York. Ha trabajado con desamparados, personas con AIDS y drogodependencias. También con personas que sufren de depresión, problemas sexuales y ansiedades. Dice que le gusta trabajar con jóvenes artistas, profesionales y académicos universitarios. Su objetivo profesional es desarrollar las potencialidades constructivas del ser humano, que el individuo se conozca y se desarrolle a toda capacidad. Tiene como meta que la gente sea feliz, libre y viva en abundancia.

En la literatura, cree en la tesis que ha desarrollado por más de quince (15) años de que "el poema es metalenguaje" con la que fundó el Movimiento Escuela Internacional Metapoesía (MIM). El Dr. Piña es autor de cinco (5) libros de Metapoesía: La pasión de los Sueños (Pre-Metapoética, 1990), Andrógino Ciego (Metapoesía, 1998) y Metaoníricas (Metapoesía, 1998), Metapoesías (Antología), 2003 y Ars Metaonírica (Los Manifiestos de la Metapoesía), 2003 es su última obra publicada. Fue director del Taller Literario "Cesar Vallejo" en la UASD. Co-creador de Noche En Grande con la Poesía de Joel Almonó, el Grupo Cultural Cacibajagua del fallecido Carlos Gómez Doorly, el Colectivo de Mujeres Poetas Aída Cartagena Portalatín y en New York del Taller Literario de Mujeres Escritoras “Camila Henríquez Ureña”. En Estados Unidos fungió como director de literatura y cine de la Casa de la Cultura Dominicana en New York de la Secretaria de Estado de Cultura del gobierno dominicano, en donde creó los dispositivos culturales CinemaCasa y el PoetiClub. Es graduado de doctor en medicina, Licenciado en psicología clínica y Psicología educativa con certificado en educación mención filosofía y letras, cine y arte publicitario de la UASD. Posee créditos internacionales de postgrado en psicoanálisis y psiquiatría dinámica de Alemania Federal, Berlín y Munich. En New York ha terminado una maestría en Estudios Psicoanalíticos de la prestigiosa New School University. Allí fue alumno de Jacques Derrida, padre de la Deconstrucción y el Postmodernismo. En la actualidad es el Presidente de la Fundacion Dominicana CULTURARTE de New York y fue Coordinador de la filial en Washington Heightes de la Clínica Metropolitana de Salud Mental también en New York. Finalmente es el co-creador del primer Centro Universitario de Washington Heights del Interboro Institute en donde es Vicepresidente Asistente en Asuntos Comunitarios y Culturales. El Dr. Piña promueve además la Iniciativa Universitaria Dominico-Americana (DACI) la que busca traer estudiantes desde República Dominicana a New York a estudiar carreras cortas en el área de los negocios y la tecnología.

 

Como Me Miró Narciso

 

Yo he de mirar lo que otros no han mirado

la imagen del sueño

la palabra del viento

la sonrisa del recuerdo

el pensamiento del mar

la locura de la bestia

el hombre

la ilusión del ensueño

el devaneo

la venganza del muerto

mi nombre

la inmortalidad de la vida

el delirio del hombre

la muerte

la noche oscura

el día claro como la noche

la noche en que todos perecemos

la fulguración sonriente infinita del día

que pasa como la bruma

el sol y tu sueño

río infinito que me sostiene

yo he de poseer la transparencia líquida del mar

su fisura perdida para siempre

su cansancio que

inventa agonías a la vida

yo he de mirarme

como otros me han mirado

con venganza desazón y miedo

como siempre me miro en el pensamiento

fabulador y huraño díscolo

como me miró narciso en espejo

impreciso y fugaz como su muerte evanescente

perdurable como el olvido

dulce y tierno como el deseo

como el sueño pasión y poesía

cuando desperté comprendí su secreto epitafio: la bondad de la mirada

soporta el rostro del hombre sin romperse.

 

 


La Mirada de la Tela

 

A Elsa Núñez y Ángel Haché

Homenaje a nuestro territorio: Los sueños

 

                                    De la mirada como objeto a minúscula

                                                                       Jacques Lacan

 

Corpóreo del color y de la sombra

Inevitable línea espectral

Mirada donde el ojo mira

Su ser de miradas el cuadro

Lasciva visión especular

Que impone su tiempo eterno al ojo

Pintura ilusión que se desnuda

Esa nada significante escrito la tela

Signo y señal del miedo

Horror incesto voraz laberinto

Es la tela creo

El coloquio palpable

Espectro que me mira

 

El manto evasivo y suave que posee el pigmento

Boceto amatorio lápiz del papel la tinta

Nadie como la tela conoce la tela

Pintura en la pintura

Cuadro en el cuadro

Líneas del saber delirio

Paginas del color deseo

Poema que se lee a sí mismo

Ojo aposento abierto

Ojo detrás del ojo

Medito en la tela

Y me encuentro en la mirada

En el espacio tiempo del ser

En el ser-de-la-nada

En el ser-para-la-muerte

Leo la tela

Y como en el sueño veo

El lenguaje del tiempo

Poema onirismo

Magia pintada es la tela

Imagen universal de la infancia

Otredad permutada del dolor

Orbita horizonte abierto

Pienso la tela

Y sucumbo en su mirar

Nunca la tela fue tan vasta como ahora

Óleo, rostro, acuarela

Terror del dibujo

Y acrílica máscara

Antifaz del pincel

Ser fálico

Lienzo penetrado en la paleta

Inmóvil recuerdo impronunciable el cuadro

Pienso en la tela

Y me encuentro a mí mismo mirándome

La tela me construye en su mirar

Es el ojo que mira color, forma y sombra

En la tela

El color es presente eterno

Y bebe su misma líquida transparencia

 

Por qué al pensar la pintura

En el rostro del otro me encuentro

Por qué en su texto hay sueños

Hoy me desgarro en la luz

Llanto en la luz soy

Pensamiento figura abstracción

Sombra loco inmortal y tierno

Realismo mágico aventurero impresión

 

Así

Si me miro en la tela me encuentro en la mirada

Porque en la pintura tela

Invento el olvido, la nada y el sueño

 

 

Poema de las Resonancias

 

                                      A I. S.

                                      Por percibir las otras resonancias

 

 

Repetir internos callados los sentidos

Escribir el no-ser en el ser

Repetir eternamente callados los deseos

Ser y no-ser deseo siendo

Repetir íntimo callado

Ser para-ser por ti siendo

Ser siendo pasión deseo interno

Interno ser del no-ser para-ser

Repetir callado adentro deseo quieto

Mudez invisible del abismo

Astro interno del los sueños

Nocturno inefable de la noche

Madrugada entera por dentro quiero

Repetir callados los sentidos

Intima sedienta ilusión que nos requiere

Repetición callada de los pensamientos

Vago delirio del ser y el no-ser

Repetir callados los deseos

Poema interno íntimo de las resonancias

 

 

Thanatos

 

Omnímoda mi presencia enseña el dolor

Enloquece mi muerte con mi rabia

Con mi furia el mundo se hace llanto

Tragedia en hecatombe es mi voz

Armagedón soy.

Apocalíptica figura que ama al destruir

Podría morir ahora y renazco en el miedo

Un dios burlón y traidor me sostiene

Y poseso de mí instaura mi don

Mi mando nunca cesa de ser odio.

Podría morir ahora y renazco en un instante

Con la convicción de ser perjurio castigo desdén

Muero eternamente y no me encuentro muerto

Yo tánatos el anticristo

La bestia ciega dios del hombre simio

Soy la inmortalidad hecha martirio

La tonada infinita del ser de la nada

El verdugo que perdona con cuatro letras

O (h) dio(s)

Amor

O (h) dio(s)

Contacte a José Alejandro Peña : cienpoetas@yahoo.com

124 Meadow Drive * Scott Depot * WV 25560 .-Estados Unidos.-

***